Freelance. 5 puntos para afrontar mejor el nuevo año


Aún estás a tiempo de hacer ajustes a tu negocio y sacar el mejor provecho al año que apenas inicia.


Freelance. 5 puntos para afrontar mejor el nuevo año

Por: Redacción Bicicleta

El 2012 ya empezó del todo, para nadie es un secreto que desde mitad de diciembre y hasta inicios de enero hay distracciones diversas, y en caso de los freelance de diseño es frecuente dejar que el año finalice sin prestar mucha atención a algunos aspectos importantes para la estabilidad del negocio y la vida misma.

Así que no queremos que se vaya enero sin tocar el tema de los balances necesarios que todo freelance de diseño debería realizar en lo posible al cerrar el año o en el peor de los casos a inicios del nuevo año (Aún estás a tiempo).

En el siguiente artículo compartimos algunos puntos esenciales y que debes tener en cuenta si quieres aumentar tu listado de clientes, tus ganancias y mantener estable tu negocio de diseño, ilustración y aledaños dentro de la modalidad freelance. Te recomendamos no huir del artículo cuando toquemos el tema de lo económico, pues nos guste o no, la economía es de los aspectos más importantes dentro del crecimiento profesional y personal. Piensa por un momento en una empresa, no importa que sea grande o pequeña, en cualquier caso es vital para un gerente de empresa saber cuántos empleados tiene, saber cuánto cuesta al mes su fuerza laboral y cuantos clientes al año hicieron posible pagar la nómina… ahora piensa que ser freelance implica ser una empresa con una sola persona, esa es la gran diferencia, pero la coincidencia es que también hay que pagar fuerza laboral –en este caso de un solo autoempleado-, saber de dónde sale el dinero para pagar ese único sueldo, los clientes que hicieron posible percibir ganancias y cuál fue la ganancia obtenida luego de trabajar doce meses es definitivamente una información vital para nuestro negocio. No es una receta mágica pero estas cinco sencillas recomendaciones pueden ser el punto de partida para afrontar un nuevo año laboral con los objetivos más claros:

1. Haz un listado de todos los clientes que tuviste el año anterior.
Trata de no omitir ningún cliente, por más pequeño que haya sido el encargo realizado o el dinero obtenido en dicho negocio, muchas veces los clientes pequeños e irregulares pueden ser la salvación de un mes difícil. No te conformes con poner los nombres de dichos clientes, trata de dar a cada cliente algún tipo de valoración, ya sea por ganancia percibida en cada negocio, por rapidez en el pago o por frecuencia en la contratación. Importante además que tengas claro el nivel de satisfacción que te dejó el negociar con cada cliente y resaltar aquellos que además de contratarte, recomendaron tu trabajo con un nuevo cliente o prospecto.

Valora además el origen de cada cliente, es clave saber si los nuevos clientes llegaron a ti gracias a un referido, tu portafolio en línea o alguna estrategia de mercadeo emprendida.

No está de más decir que es mejor que el listado sea escrito y no mental.


2. Haz un balance del dinero recibido el año anterior
No es muy frecuente llevar una contabilidad organizada entre el gremio del diseño freelance, pero entre mas mediciones hagas de tu trabajo y tu negocio, mas certezas tendrás en cuanto a los ajustes que debes hacer al mismo. Así que si no llevas una contabilidad mensual, inicia por lo menos un registro de dinero recibido al mes; si te es difícil revisar el dato de lo recibido el año anterior, busca formas de recordar, por ejemplo revisa tu carpeta de trabajos finales, o revisa en tu correo electrónico la fecha de envío de trabajos sobre los que dudes si fueron realizados el año pasado o antepasado. En todo caso es necesario que tengas muy claro o por lo menos una buena aproximación de lo que ganaste el año anterior.

Suma todo lo recibido durante el año anterior y al final haz el promedio de lo recibido por mes, haz deducciones de los gastos mensuales (Internet, papelería, insumos, servicio médico, servicios públicos); con esos datos ya puedes hacer un estudio simple sobre tu status, unas preguntas a hacerse pueden ser ¿estoy recibiendo al mes el dinero que esperaba recibir cuando escogí este oficio? ¿alcanza ese dinero mensual para tener la vida que deseo? ¿estoy gastando más de lo que estoy ganando?


3. Evalúa el crecimiento de tu negocio frente al año anterior
Este punto puede ser aún más difícil pero si logras hacer un paralelo entre las ganancias percibidas el año anterior frente al año antepasado, estarás estableciendo un dato que representa el crecimiento de tu negocio como freelance, y a partir del mismo podrás ajustar metas y expectativas. Para lograr estos datos complicados puedes recurrir a hacer un análisis de los gustos o lujos que te diste en un año frente a los lujos que te diste el año inmediatamente anterior; revisa si las ganancias de un año te permitieron viajar, cambiar tu equipo de trabajo, invertir en publicidad, cambiar tu teléfono celular, invertir en capacitación profesional… etc; haz el análisis y verás que no es tan difícil y en cambio si serán muy valiosos los datos obtenidos. Una vez establecida la comparación haz cuentas para obtener el porcentaje de crecimiento o disminución de tu negocio en los dos últimos años.

Con ese porcentaje puedes empezar a visualizar tus años futuros, mide si el porcentaje de crecimiento de tu negocio en este nuevo año alcanzará para que logres tus objetivos personales, o cual sería el porcentaje de crecimiento que te ayudaría a lograrlos. Incluso piensa más allá y visualiza las metas a alcanzar en cinco años y establece porcentajes de crecimiento para llegar a ellas. Ten en cuenta que las metas no tienen que ver solo con lo profesional, por eso es bueno incluir en dichas metas los bienes que quieres adquirir, ya que de tu trabajo diario como diseñador freelance se genera el dinero para todo tu crecimiento, tanto en lo profesional como en lo material.


4. Evalúa tus clientes y proyectos realizados
Con los números obtenidos en los puntos anteriores deben ir apareciendo algunos datos interesantes, con los cuales la idea es evaluar el tipo de encargo que te funcionó mejor y que puede ser un nicho rentable. No es un secreto que la situación actual del diseño gráfico y sus diferentes ramas hace que un freelance del sector varíe el tipo de proyectos que acepta, por eso no es descabellado que un diseñador autónomo en un año de trabajo haya recibido encargos de ilustración, de diseño de impresos, de imagen corporativa, empaques, animación, capacitación de software… etc. Si ya sabes que clientes tuviste y recuerdas que tipo de encargo hiciste para cada cliente, seguramente recordarás la dificultad que te significó cada proyecto, la libertad de proponer en cada uno, la satisfacción obtenida y la pertinencia del pago recibido. Con esa información podrás saber qué tipo de encargo te resulto más rentable desarrollar, pero ten cuidado, no se trata simplemente de pensar en cual proyecto cobraste a mejor precio, eso es clave pero es necesario cruzar esa información con el tiempo invertido y el número de cambio que tuviste que hacer.

Cruzando datos sabrás qué tipo de clientes debes buscar, e implementar una estrategia para conseguirlos, de igual forma podrás descartar los clientes que te generaron poca ganancia y decidir si aceptas de ellos nuevos encargos, o el aumento que debes fijar a sus encargos futuros. La idea es que en adelante persigas clientes con el perfil de los que mejores ingresos y satisfacción te generaron.


5. Establece metas para el nuevo año laboral
De nada sirve hacer un análisis de lo que has venido haciendo durante doce meses si encaras uno nuevo año sin establecer cambios. Los datos obtenidos hasta ahora te dejarán ver una realidad que puede estar acorde o no con tus expectativas, y si tu negocio viene funcionando de tal forma que puedas mantener tu ritmo y estrategia, o si por el contrario, debes optimizar ritmo y estrategia para alcanzar mejores resultados, con miras a que luego de estos nuevos doce meses el balance sea más positivo.

Es clave que establezcas metas en diferentes aspectos, una primera meta es hacer medición de tus ingresos y gastos y organizar tu contabilidad personal. Crea metas de ingresos por mes y evalúa, teniendo en cuenta tus habilidades y trayectoria, que porcentaje debe aumentar tu ingreso mensual en el nuevo año frente al anterior. Establece metas de recompensa para todo el año, por ejemplo, escribe objetivos tales como: cambiar tu equipo, hacer un viaje de descanso, inscribirte en un curso que te amplíe tus conocimientos, invertir en marketing personal, invertir en publicidad, contratar un asistente… etc, en general metas que mejoren tu negocio y forma de vida.

Siempre ten en cuenta ser realista, no te pongas metas inalcanzables, tampoco es bueno emprender acciones radicales como decir “NO” a todos tus clientes actuales; estas recomendaciones te sirven para conocer mejor tu propio negocio freelance, y ajustar el mismo de acuerdo con tu realidad, seguramente el primer año de poner en práctica estos consejos no alcanzaras los resultados que esperas, pero año tras año, optimizando datos y metas seguramente verás resultados. Eso sí, no dejes para el próximo año lo que puedes hacer este.

Y para finalizar, nos gustaría saber si tienes recomendaciones adicionales en este tema. 
Comenta, opina, comparte este artículo.

Si te gustó esta nota, te invitamos a compartirla en facebook, twitter y Google+; además puedes opinar sobre la misma o contarnos datos adicionales del artista en el área de comentarios.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.